Dirección Empresarial. La importancia de formarse

management

Dirección Empresarial: ¿Experiencia vs. Formación? El dilema en los pequeños negocios

Según la Subdirección General de Apoyo a la PYME, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, en España había en Enero de 2014 3.114.361 empresas de las cuales 1.314.398 tenían entre 1 y 9 empleados, es decir más del 42% son MICROEMPRESAS. De estas, y siempre según el mismo informe, más del 60% tienen la forma jurídica de persona física o empresario individual (lo que en lenguaje coloquial conocemos como “autónomo”), lo que nos dibuja un modelo empresarial basado en un proyecto personal del/a emprendedor/a que monta su pequeño negocio y, en la medida en que va siendo posible, incorpora otros/as empleados/as pero manteniéndose en el día a día del mismo. Tenemos por tanto un modelo empresarial en el que, muy probablemente, el/a empresario/a al frente es autodidacta o ha heredado el negocio de sus progenitores, habiendo aprendido a partir de la experiencia, pero sin tener una formación académica acorde a las necesidades del negocio.

Según el último Informe del Foro de Davos sobre empleo, en los próximos cinco años se van a dar cambios drásticos en el mercado laboral como consecuencia de las nuevas necesidades de las empresas, en particular las necesidades gerenciales. Se crearán nuevos empleos pero, a cambio, se destruirán muchos otros:

Como vemos, los cambios serán muy significativos y los profesionales deberán estar preparados para esta situación y una reacción lenta a esta nueva revolución tendrá consecuencias desastrosas. Las empresas deberán  adaptarse, dejar de ser “consumidoras pasivas” del talento de sus trabajadores/as y participar activamente en su desarrollo, muy especialmente, el de sus de sus directivos/as.

En esta linea, un curso de Dirección Empresarial en 2016 debe tener un enfoque innovador, contemplar las nuevas fuentes de “presión laboral” que van a tener los/as trabajadores/as, los/as directivos/as y los/as empresarios/as. Ese es el reto al que me enfrentaré al impartir el curso: MF1789_3 Dirección de la Actividad Empresarial en pequeños negocios y microempresas. Ser capaz de adaptar unos contenidos elaborados y diseñados en la primera década del siglo, para los retos que se avecinan en esta segunda década. Espero estar a la altura.

Sígueme y comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *